Probando manualidades con madera

By 29/09/2017DIY, maker

Este verano aprovechando que estaba en Razecueillé, el pueblo de mi abuelo en los Pirineos franceses, hice una prueba de sacar un objeto a partir de un tronco de madera. alejado de mis máquinas de fabricación digital y de mi ordenador, se trataba de hacer algo en un modo más clásico sólo para probar.

La verdad es que no había hecho nada parecido ni tampoco me había informado sobre técnicas, sólo las imágenes en películas de vaqueros de alguien que usa un cuchilllo para talar una figura a partir de una rama. Lo que pasa es que lo hacen para matar el tiempo!!! y no es muy eficiente aunque eso lo descubriré luego 😉

El objetivo era hacer un recipiente para el mate de Natalia, ¡una adicta al mate como buena argentina!

Trabajando el recipiente

Así que empecé por el principio, seleccionar un tronco de los que teníamos en casa y serrarlo a mano en un tamaño aproximado para el recipiente, dejando bastante margen por si la liaba.

Luego el primer paso era vaciar el interior para hacer la concavidad para el líquido. La madera de la zona es de la dura, castaños, robles y similar.

Y yo diría que el tronco era de roble, y de roble bien duro. Empecé todo optimista a horadar con unas gubias que tenía. Y estuve algunas horas sin avanzar prácticamente. Eso hubiera sido infinito.

Entonces me sugirieron que probara el formón, más efectivo pero aún así el fondo quedaba hecho un asco de astillas y costaba avanzar hacia el interior.

Formón
Formón

De ahí al tercer intento que resultó ser bastante efectivo. Mi padre tiene montado allí un cobertizo para sus aficiones de bricolaje y entre otras cosas mucho trabajo en madera, así que herramientas no faltaban. Pasé al sistema más efectivo hasta el momento, usar un taladro con broca de madera. Y me sirvió para vaciar rápidamente el interior del recipiente a base de hacer agujeros.

El problema, que el taladro no tenía ninguna manera de regular la profundidad y con toda la viruta que se generaba tampoco veía lo que penetraba. Con lo cual terminé con unos agujeros a profundidades muy variables y que me preocupaba bastante respecto al objetivo final de hacer una concavidad uniforme.

En ese momento ya podía ver lo que me sobraba de madera, a partir de uno de los agujeros más profundos, y le hice de nuevo un corte con sierra para reducir la altura.

Siguiente paso, la lijadora. Con una de estas herramientas bestias pensada para grandes superficies lijé la parte inferior para alisar e intentar dejarla perpendicular a la forma en lo alto.

Luego tocaba rematar el exterior y el interior, y de eso se ocupó la Dremel.

Para el exterior simplemente lijando un poco para quitar los restos de corteza y limpiar irregularidades, aunque dejé alguna que le mantenía el carácter.

Para el interior, uf, eso sí que me dio guerra. La madera era súper dura en el interior y tenía que homogeneizar el fondo con todos los agujeros a profundidades desiguales. No acababa de encontrar la herramienta adecuada para la Dremel. Como es rotatoria la mayoría trabajan en lateral, pero yo necesitaba algo que incidiese recto en el fondo. Al final lo rematé con esto usando las cabezas esféricas principalmente, pero echándole horas:

Rolson 24680 - Fresas para Dremel

Con esto ya terminé lo que es el recipiente, después de lijarlo un poquito a mano y también con papel de lija de grano fino.

Y ahora viene la decoración.

Decorando el exterior

Normalmente trabajo más en tecnología digital (impresión3D, corte y grabado láser, y fresadora/CNC), y hace tiempo que mi pareja Natalia me pide cosas de este estilo. Fantasmitas en madera, un E.T. en 3D, su nombre pintado, etc… mira mi Instagram para ver esos ejemplos…

Así que lo ideal era claramente hacerle un E.T. Por cierto que al hilo de esto vio hace poco la serie Stranger Things, que en mi caso ya había visto y le recomendé, y le encantó. Yo la repetí, ¡¡por supuesto!! Es de las que hay que ver, si te gustan los iconos del cine de los 80s…

Volviendo al tema, para la parte exterior lo que más me apetecía era hacer un grabado en la misma madera, sin pintar ni nada. Que sólo hubiera un relieve y se intuyera la imagen.

Estuve buscando por internet y encontré esta imagen. Si buscas “stencil” junto a lo que quieras encontrarás lo que necesitas para hacerlo en dos colores. En mi caso “et stencil”.

ET
E.T. pensado para recortarlo de una calabaza

Luego como de costumbre con una herramienta libre como es Inkscape lo vectoricé. Al vectorizar lo que haces es transformar un dibujo que es un conjunto de píxels en líneas y curvas. Si amplías el primero se pierde la resolución y pasa lo que se dice un pixelado, que se ven cuadraditos en vez de puntos, cuanto más amplías más grandes.

Mientras que la imagen vectorial es un conjunto de líneas rectas y curvas que forman la imagen. Si lo amplías sigue manteniendo la relación entre las líneas, curvas y superficies que delimitan con lo cual puedes ampliar y reducir el tamaño sin perder resolución. Es ideal para hacer cualquier tipo de tratamiento.

En Inkscape es la opción “Vectorizar mapa de bits”.

ET vectorizado en Inkscape

Y queda algo así, la línea roja es añadida. Luego ya es cuestión de definir las propiedades del documento al tamaño que quieres obtener, en mi caso son las medidas de un lateral del recipiente, y escalar el dibujo vectorial a ese tamaño. En este ejemplo el dibujo quedó invertido, lo que debería ser negro estaba en blanco pero de cara a grabar en la madera pensé que sería menos costoso y se entendería igual.

Aquí vino la parte más chapucera. Tengo una herramienta de grabado para la Dremel, así que pensé en utilizar esta a mano. Imprimí el dibujo en la escala correcta, lo dejé enganchado al recipiente con cinta y me puse manos a la obra.

Como me apremiaba el tiempo al venir Natalia al día siguiente, tiré por la vía de en medio. Apliqué la Dremel con su punta de grabado directamente sobre el papel, pensando que eliminaría con facilidad el papel pintado en negro sobrante. Lo que pasa es que perdí definición, además de la poca que ya tenía la herramienta en sí, y no veía bien dónde incidía.

Grabando con Dremel
Grabando con Dremel

Y el resultado quedó un poco bastante tosco. Con mucha imaginación se podía intuir, si identificas el dedo largo…

ET grabado
E.T. grabado en el recipiente

No era el resultado esperado en cualquier caso. Así que con Natalia intentamos salvarlo, lo primero fue pintar en negro los surcos ya grabados. Igualmente se veía que le faltaba algo, sobretodo a los ojos…Natalia se inspiró y añadió una luna y texto “aclaratorio” 😛

Luego le quisimos dar un toque a los ojos, con algo de azul, pero no se correspondía al tamaño de los ojos ni la forma y nos quedó un E.T. más bien muñeco diabólico!

ET pintado
El E.T. diabólico…

Así que nada, deshacer y volver a empezar. En este caso fue fácil porque podíamos lijar, como el CTRL-Z pero en madera mientras tengas grueso de madera suficiente jeje.

Esta vez íbamos a hacer un transfer. Modifiqué el dibujo vectorial en Inkscape para invertirlo y obtener esto:

ET vectorizado en Inkscape inverso

Fíjate que no sólo está el blanco por negro, también está girado en horizontal como en un espejo. El transfer consiste en aplicar el dibujo en papel sobre el material donde quieres que se adhiera. Tiene que ser impreso con impresora láser, porque el truco está en que el polvo del tóner, mediante una sustancia que le aplicas por encima del papel, se adhiere al material que hay debajo. Por eso tienes que hacerle un espejo para que quede del lado bueno al transferirlo. Eso con un flip horizontal en Inkscape está hecho 😉

También tuvimos problemas con el transfer, porque la superficie no era plana. Era curva tanto en vertical como en horizontal, y el papel se separaba de la madera en algunos puntos haciendo fails. Creo que Natalia llegó a hacer como siete intentos. Tenía un rotulador “mágico” para transfers que ya había usado tiempo atrás y diría que tampoco iba muy fino. Lo más habitual es un líquido que aplicas por encima del papel. Pero el problema era sobre todo debido a las curvaturas.

Después de esos intentos y el lijado de “deshacer” posterior, al final decidió usar un rotulador para pintar encima del transfer, y remarcar los trazos.

¡¡Y funcionó!!

ET final
E.T. resultado final

Un poco descentrado de tanta prueba, pero no hay duda de que es E.T., si no lee el texto justo al lado!! 😛

Después de esto le dio una capa de barniz a la parte exterior, y lo que le queda ahora a Natalia es tratar la madera en el interior, contando que va a estar con agua muy caliente y hierba cuando lo use.

Conclusión

Pues hemos aprendido unas cuantas cosas:

  • la de siempre, usa las herramientas adecuadas…si es que tienes acceso a ellas, claro.
  • para vaciar el interior una broca es muy efectiva. Pero que puedas ponerle un tope de profundidad para que el agujero sea homogéneo.
  • Si vas a hacer algo así no cojas madera muy dura, con pino hubiera sido coser y cantar.
  • Lo de la Dremel con puntas redondas es muy lento, hay que buscar algo más efectivo para pulir el interior. Pero para el exterior de coña.
  • Las gubias al final no me sirvieron de mucho.
  • Inkscape va perfecto para esta parte de usar un stencil, vectorizar, girar, hacer espejo, cambiar tamaño, etc. Y además es open source.
  • Grabar con la Dremel es muy delicado y trabajo de pulso. Puede quedar bien en cosas sin mucho detalle. De haber sido una superficie plana me habría planteado usar la CNC, pero para un objeto así necesitarías algo que no tengo aún: una sonda para obtener una representación en 3D del objeto y poder aplicarle el grabado siguiendo esa superficie.
  • El transfer es una buena manera de aplicar algo rápido, usando impresora láser. Y repasando con rotulador ya no tiene aspecto vintage muy típico de los transfers, pero sí le da el toque hecho a mano.

Aquí tienes un ejemplo de transfer que hizo Natalia con mejores resultados:

No molestar

 

Estaré exponiendo en la Printer Party

Si me sigues hace tiempo sabrás que soy el fundador del grupo 3D Print Barcelona. Y el sábado 28 de octubre organizamos la Printer Party. Un evento de un día entero que montamos cada año dedicado a la impresión 3D y otras herramientas de fabricación digital que utilizan los makers. Tienes más detalles y programa en la web pero abarca todos los niveles desde el que quiere conocer sobre el tema hasta el que ya está puesto, con talleres para todas las edades, y charlas y exposición.

Lo menciono porque además de estar como organizador, también tendré un stand exponiendo algunas de las cosas que hago con la ayuda de Natalia y otras que estoy preparando para la ocasión.

Básicamente centrado en objetos de decoración y/o frikis cortados en madera o impresos en 3D, normalmente personalizados, y pintados o no, al gusto. De todo un poco 😀

¡En breve más detalles!

Deja un comentario