Reparación de una mochila con impresión 3D y la Delta Black

By Septiembre 1, 2016DIY, Impresión 3D
Mochila reparada

La impresión 3D es tan polivalente, que uno se pierde con la cantidad de cosas que puede hacer, sea imprimir objetos ya existentes en repositorios como Thingiverse o Youmagine o crear diseños nuevos.

Para mí al principio uno se emociona imprimiendo cosas de estos repositorios, pero rápidamente descubre la parte que apasiona de la impresión 3D: imaginar algo, diseñarlo e imprimirlo. A mí lo que más me gusta es hacer pequeñas soluciones. Rápidas y pragmáticas. Y lo he aplicado en unas cuantas cosas sea por casa o con equipamiento de montaña. Sabiendo que la resistencia de las piezas es casi nula comparado con lo que se requiere en montaña, cuidado. Nada de material de aseguramiento. ¡No se te ocurra imprimirte un mosquetón!

El problema

El otro día se me rompió una mochila de esas que te dan en las carreras, una tela con un par de piezas metálicas que no me ha durado nada. Pero es que viendo el diseño no me extraña.

Mochila rota

Los soportes metálicos de donde se sujetan las cuerdecillas tenían muy poca superficie de agarre, con lo cual la tela se ha soltado directamente de la pieza. Así que pie de rey en mano tomé las medidas de la pieza actual para tener una referencia de cómo mejorarla.

La solución

Simplemente se trataba de hacer un tope para las cuerdecillas de la mochila que fuera lo suficientemente amplio como para evitar desgarrar la tela de nuevo.

Sigo usando MOI para hacer modelado, sobretodo si buscas algo más orgánico. Es una spinoff de Rhino en realidad…

MOI tope mochila

He subido el modelo a Thingiverse aquí.

Mochila reparada

Lo que realmente me gusta de la impresión 3D es esa capacidad de resolver cosas. Verás un sinfín de jarrones y figuritas impresas en las exposiciones. Pero lo que realmente le da valor es la capacidad de diseñar y crear objetos útiles, sin hablar de lo que es propiamente prototipar. En mi caso lo que me da más satisfacción es eso, reparar o mejorar algo en cuestión de unos minutos de diseño. Y un rato más de impresión.

Impresión 3D ultrarápida a 500 mm/s

Además, desde que fundé Natural Robotics tengo a mi disposición unas cuantas impresoras 3D Delta Black. Si hay algo que las caracteriza es su velocidad.

En menos de 4 minutos ya tenía la pieza impresa. Aproveché para grabar un vídeo, el primero que narro :O
Y la verdad que salió improvisado, de ahí que se note pues eso, totalmente improvisado 😛

 

Este es el caso de uso perfecto para imprimir a máxima velocidad, que es la apabullante 500 mm/s. La pieza es un tope que va dentro de la mochila y no está a la vista así que si el acabado de la pieza no queda perfecto no pasa nada. Aquí me importa sacarla en poco tiempo.

También tendría sentido aplicarlo a prototipos donde quieres validar la forma, más que el detalle. Hemos hecho impresiones de calidad a 350 mm/s, que es una velocidad más que considerable teniendo en cuenta que una cartesiana suele operar sobre los 100 mm/s.

 

Deja un comentario