Servicio de impresión 3D económico en Barcelona

La mayoría de nuestros clientes son particulares y pequeñas empresas de Barcelona que necesitan servicios de impresión 3D de forma económica y local.

impresora 3d
Impresión 3D profesional

Imprimimos desde 2013 y seguimos su evolución adoptando los mejores materiales y máquinas para dar un servicio óptimo.

asesoramiento
Asesoramiento incluido

Asesoramos en función de tu objetivo: rigidez mecánica, acabado fino de las superficies o simplemente lo más barato.

servicio local
Servicio local

Todas las ventajas del trato local. Puedes resolver tus dudas en persona, recoger in situ, o recibir con envío rápido local.

Impresión 3D en FDM

Los mejores resultados con impresión 3D dual

La tecnología que más utilizamos es FDM (Fused Deposition Modeling o también conocida como de filamento), disponiendo de máquinas con extrusión dual ideales para crear objetos complejos gracias a la posibilidad de utilizar materiales solubles en agua para imprimir los soportes.

Asesoramiento en todo el proceso

Te asesoramos en modelado 3D, materiales y postprocesado

Preferimos la interacción en persona porque la impresión 3D no es tan estándar como parece. Te asesoramos para encontrar el mejor tipo de material para tus necesidades, así como la forma más efectiva de imprimir en función de los resultados que busques: rigidez mecánica, acabado exterior, ligereza, precisión en las medidas o simplemente coste económico.

Contáctanos
Gran variedad de materiales y colores

Tenemos el material para tu proyecto

Los materiales más frecuentes son PLA, por lo barato y fácil de imprimir, y PETG por su versatilidad.
También disponemos en stock permanente de ABS, TPU, Filaflex o flexibles similares, HIPS, PVA para soportes solubles y si lo que buscas no está en esta lista lo conseguimos en 24/48h.

¿Por qué usar impresión 3D?

Coste bajo para una unidad o series cortas

A diferencia de otras tecnologías como la inyección de plástico o el fresado con CNC, no hay necesidad de tooling ni costes de preparación previa a la fabricación de la pieza, así que el coste unitario es bajo y en general con comportamiento lineal a medida que aumenta el número de unidades.

Por ello la impresión 3D es ideal para productos únicos o que vayan a hacerse en una tirada corta, sean productos finales, prototipos, utillaje o incluso componentes para recambios. El fabricante, en función del volumen, también puede aplicar alguna economía de escala aunque el coste marginal varía poco.

Prototipado rápido con iteraciones de pocos días

La impresión 3D es una tecnología que se remonta al año 1986 con la patente de estereolitografía de Chuck Hull, fundador de 3D Systems, pero en aquella época se la conocía como Prototipado Rápido, gracias a que aceleraba considerablemente el ciclo de desarrollo de producto. Lo que con otras tecnologías podía tardar semanas pasó a tardar días.

Tras vencer patentes sobre impresión 3D a partir del 2009 se popularizó el número de modelos de máquinas a la vez que mejoraban sus prestaciones y fiabilidad. Por ello hoy en día la tecnología es accesible no sólo a empresas, si no también a particulares, pudiendo desarrollar producto con iteraciones muy cortas en un ciclo de diseñar, probar, modificar los errores, probar, y así hasta llegar al diseño definitivo.

Un formato estándar STL para los ficheros

El formato de fichero más utilizado para impresión 3D es el STL. La gran mayoría de los softwares de CAD, por no decir todos,  permiten exportar a este formato. Luego las herramientas de slicing permiten convertir ese fichero en el toolpath que usará la máquina, pero eso ya es tarea nuestra. Recuerda que si vas a encargar una impresión 3D en dos materiales tendrás que crear un STL para cada material (salvo si un material se usa para soportes).

El formato STL (una abreviación de Stereolithography y posteriormente denominado Standard Triangle Language) consiste en una serie de triángulos que representan las superficies exteriores del sólido. Por ello es una aproximación burda y cuantos más triángulos tenga más se asemejará a las curvaturas del sólido, pero la contrapartida es que el tamaño es mucho mayor y hay más tiempo de proceso. La resolución de la impresora 3D marca el límite en el número de triángulos necesarios.

Fabrica objetos complejos imposibles de otra manera

La impresión 3D tiene la peculiaridad de construir el objeto por capas, que son como cortes horizontales del objeto de décimas de mm. Gracias a esto puede lidiar con objetos de geometría compleja por ejemplo figuras intricadas, eslabones de cadena cerrados sobre sí mismos, ejes dentro de sus anclajes, etc. A medida que suben las capas las piezas se van cerrando sobre sí mismas sin más.

En el caso de la impresión 3D con FDM, el hecho de disponer de impresión dual nos permite realizar objetos intricados sin que las superficies interiores sufran por tener que aplicar soportes difíciles de eliminar o de muy difícil acceso. Con los soportes en PVA se deja la pieza en agua y se acaban disolviendo por completo.

Solicita presupuesto

Te contactaremos, o si prefieres envía fichero STL por email a info@norbertrovira.com